Google+ Followers

lunes, 10 de septiembre de 2007

Lo pintado en un año y medio

Hace un año y medio que comencé a aprender y a trabajar con pasión y enamoramiento el hermoso arte de la pintura sobre porcelana.
Mi profesora Beatriz Lindel, con experiencia, paciencia, constancia y gran creatividad me inició en él, en su taller que desde hace más de diez años conduce.
En casa como les he contado ya, pieza de porcelana que llegaba a en mis manos fue pintada con devoción durante horas y horas, no sólo en el taller sino en casa, por supuesto
Nunca me aburro de pintar. Estaría el día entero haciérndolo.
Cuando lo hago, alcanzo estados espirituales muy bonitos. Uno logra concentrarse, meditar, hacer que la mente haga sólo una cosa, esa: pintar. Mente y manos logran participar en armonía en un proceso creador que no tiene fin y que procura placer.
Además de estos beneficios personales surgen piezas para mí, bonitas, duraderas y exclusivas
Ahora tengo un problema, no quiero convertirme en coleccionista y madre de lo que hago.
Quiero vender los trabajos pintados a mano
Quiero trabajar por encargo.
Imágenes de Ärte Sacro
Juegos de Té
Juegos de café
Platos de adorno
Regalos empresariales
Sé que hay personas que, en este arte hacen maravillas como las que se puede observar visitando alguno de los Links recomendados, pero así mismo sé que quiero compartir lo que puedo hacer y crear y que hay personas que gustan de lo que hago.
..... entonces...¿por qué no abrigar un sueño?
Me gustaría recibir sus opiniones al respecto.
Amigos invisibles no sean temerosos ni tímidos.
No espíen el contenido del blog y y no se vayan de él sin dejar sus sugerencias, opiniones y aliento.
Muchas gracias

No hay comentarios: